Todo sobre las Grasas Vegetales y los Aceites

Nuestro tema del día son las Grasas Vegetales, vamos a hablar de todos los beneficios de los tipos de aceites, no solamente en la cocina sino a nivel de salud y bienestar general.

Todos los aceites vegetales se obtienen a partir de semillas o de frutos oleosos. Ninguno contiene colesterol y todos aportan 45 calorías aproximadamente por cucharada, lo cual hace que sean sumamente saludables para nuestro organismo.

¿Cuál es realmente la función de los aceites en nuestro cuerpo?

Básicamente son elementos energéticos. Cuando hay carencia de glucosa el aceite hace que haya energía en nuestro cuerpo además de ser el mejor alimento para el cerebro.

Gracias a ellos se pueden absorver mejor las vitaminas A, C, B y K. Algunos de ellos tienen no solo propiedades antioxidantes sino antibióticas también.

Aceite de Coco

  • Quizás uno de los mejores aceites en estos momentos.
  • El aceite de Coco tiene 90% de grasas saturadas, pero al ser un aceite tan saludable hace que los triglicéridos de cadena media reduzcan el nivel de colesterol en la sangre.
  • Es un aceite antibiótico.
  • Consumir una cucharada de Aceite de Coco en ayunas, hace que se mueran los hongos y las bacterias que hay en el tracto digestivo.
  • También tiene propiedades como absorción de vitaminas A, B, C y K.
  • El cuerpo cetónico que tiene el aceite de coco, hace que sea el mejor alimento para el cerebro.
  • Mejora los niveles de concentración
  • Ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre
  • En la cocina se puede utilizar para preparar cualquier tipo de alimento al ser un aceite resistente a las altas temperaturas.
  • En temas de belleza se puede utilizar aplicándolo en la piel en las noches para hidratarla.
  • Evita el acné.
  • Funciona como relajante muscular cuando se hacen masajes en la espalda.
  • Sirve para evitar la pérdida de cabello al utilizarlo en el cuero cabelludo. Derretir una cucharada y aplicarla en el cuero cabelludo antes de dormir.

Aceite de Oliva

  • Es el más conocido no solo por sus propiedades sino por su delicioso sabor.
  • Tiene propiedades antioxidantes, astringentes y adelgazantes.
  • Cuando se utiliza como aderezo en ensaladas produce una sensación de saciedad enormemente grande y esto hace que se produzca la sensación de apetito en toda la tarde.
  • El consumo regular del Aceite de Oliva evita el envejecimiento prematuro y está comprobado que en el 50% de los casos reduce la Diabetes Tipo II.
  • No es recomendado utilizarlo para cocinar por que a altas temperaturas pierde sus propiedades.

Aceite de Girasol

  • Por su sabor neutro es mucho más agradable cocinar con este aceite.
  • Rico en Omega 6 y 9.
  • Al momento de elegir el Aceite de Girasol debes escoger el que sea más oscuro.
  • Entre más claro sea un aceite de girasol, más tratamiento industrial tiene y es cercano a una grasa hidrogenada que es una grasa no saludable.

Aceite de Soya

  • Es un aceite con menos propiedades.
  • La resistencia a las altas temperaturas lo hace muy codiciado para cocinar.
  • Puede hervir hasta 2 horas sin volverse una grasa trans, es decir una grasa mala.
  • Tiene un sabor totalmente neutro, nunca va a cambiar el sabor de los alimentos.

Nunca saques las grasas de tu vida, porque son la mejor alimento para el cerebro. Siempre escoge la mejor alternativa.

También es de tener en cuenta que nuestras articulaciones se alimentan de líquido sinovial, si no hay un buen consumo de grasas este líquido se reseca y las articulaciones empiezan a doler y empiezan a soldar. Otra recomendación, se debe usar en pequeñas cantidades y nunca en las noches.