¿Qué debemos hacer para bajar esos kilos que “ganamos” de más en diciembre?

Normalmente enero y febrero son los meses de los propósitos, “vamos a adelgazar”, “vamos a ponernos a dieta”, “vamos a ir con el entrenador”, “vamos a ir al gimnasio”.

¿Qué debemos y que no debemos hacer para corregir esos kilos de más?

Cuando vamos a tomar la decisión de bajar unos kilos tenemos que realmente saber si esos kilos merecen una dieta o simplemente es cuestión de volver a nuestros hábitos saludables de siempre.

Nuestra primera recomendación siempre es vaya con un profesional que lo evalúe, quizás la obsesión no necesita más que un par de semanas de juicio y nada más.

¿Por que siempre les recalcamos que consulten un profesional?

Por que cuando nos metemos a internet encontramos un sinfín de dietas, muchas veces unas se contradicen con otras. 

Realmente esas dietas que aparecen en internet prometen demasiado pero…

  • ¿son dietas adecuadas para su caso?
  • ¿Son adecuadas para usted?
  • ¿Esas dietas tienen en cuenta que usted es diabético?
  • ¿Que usted es deportista de alto rendimiento?
  • ¿Acaso toman en cuenta si usted tiene problemas de hipertensión o colon?

Muchas veces la respuesta a estas preguntas es un rotundo NO. Sencillamente son unas recomendaciones con generalidades que no deberían aplicarse para todos los casos. Siempre visite a un profesional.

¿Cuales son los errores más frecuentes en tiempos de vacaciones?

Restringirnos mucho en calorías las semanas previas a las vacaciones.

Si vamos a salir de vacaciones buscamos restringirnos mucho en calorías las semanas previas a las vacaciones. Entonces viene la operación bikini y hay que entrar en él de manera que yo prefiero aguantar hambre durante las 2 semanas previas.

Cuando uno se somete a dietas de hambre durante 2 semanas pierde peso, claro! Pero generalmente no se pierde peso por que este perdiendo grasa sino por que esta perdiendo masa muscular. 

Una dieta no dirigida y de resultados muy rápidos generalmente lo que quita es masa muscular y no grasa.

Entonces estás aguantando hambre 2 semanas, bajas 4 o 5 kilos y luego te vas para vacaciones a disfrutar de mucha más comida de la que habitualmente come. ¿Cual va a ser el efecto? Va a haber un efecto rebote, y seguro luego de sus semanas de vacaciones vas a ganar mucho más peso del que perdiste en las 2 semanas previas.

Tampoco es recomendable que luego de las semanas de vacaciones te sometas a dietas de hambre, por que después de haber estado comiendo en tanta cantidad, una dieta de hambre lo que va a hacer es descompensar su sistema metabólico.

Una o dos semanas antes procura comer carbohidratos en todas sus comidas para que el sistema metabólico se sienta relajado de manera que cuando tu vayas a comer de más en las vacaciones el peso no impacte tanto.

De la misma manera cuando regreses, busca una opción Detox, pero no una a base de batidos y sopas y cero carbohidratos, busca un Detox cuya mezcla de alimentos limpie su sistema y permita preparar tu organismo para todo lo que venga a continuación. 

Recuerda que una alimentación que no lleva ejercicio no va a tener el mismo efecto que cuando no tiene actividad.

Hacer dieta no debe ser una cuestión de uno o 2 meses, debe ser una modificación en mis hábitos malos y convertirlos en hábitos buenos.

Si usted no es capaz de sostener una “dieta” es por que ese plan de alimentación no está hecho apropiadamente para usted. 

Las dietas se fracturan, el cambio de hábitos no!

Seguir o confiar en “Famosos” en Instagram/Facebook

Últimamente me he dado cuenta que muchas personas empiezan a seguir personas famosas en Instagram o en Facebook simplemente por el hecho que son famosos y lindos. Tenga en cuenta que estas personas no tienen la preparación profesional para dar consejos de nutrición que sean apropiados para usted. Si decides seguir a una persona, ten en cuenta cuál es su preparación profesional, no te pongas a seguir planes ni procesos muy extraños simplemente por que es una modelo o un famoso que lo recomienda.

Creer que existen comidas milagrosas

En estos días he recibido muchas preguntas sobre…

  • “Será que si tomo agua de alcachofa adelgazar”
  • “Sera que si tomo rábano en ayunas adelgazo”
  • “Sera que si como brócoli en las meriendas adelgazo”

No existe un solo alimento que por sí solo tenga la capacidad de hacerme adelgazar. Yo adelgazo cuando reduzco la ingesta energética de alimentos y mi cuerpo se obliga a gastar las reservas que tengo almacenadas, es decir, la grasa, o lo que comúnmente llamamos bananito, la llanta.

Cuando queremos bajar de peso debemos buscar opciones de todos los alimentos que al mezclarse de manera correcta y comiendolo en horas que son adecuadas nos van a permitir perder esos kilos de más.

Acompañamiento Familiar

Ahora bien, hay un ingrediente muy importante que no hemos mencionado y es el Acompañamiento Familiar. Cuando decidas en hacer cambios en tus hábitos de vida, comentaselo a tu familia y pide apoyo.

No es lo mismo que yo esté sentada en el calor de una ensalada y el resto de la familia comiendo hamburguesa y tampoco la idea es que la familia este escondida para que yo pueda comerme mi ensalada tranquila. Es buscar una forma de que me apoyen y aunque no coman lo mismo que yo, no me saboteen las cosas que yo quiero hacer. Es importante decir “familia estoy en este proceso nutricional porfavor apoyenme”