Exceso de Cortisol y Estrés: enemigos de la pérdida de peso

El Estrés es el enemigo de la pérdida de peso.

Antes de adentrarnos en el tema de el Cortisol necesitamos primero hablar un poco sobre el Estrés.

¿Qué es el estrés?

Pues bien, visto desde el campo de la biología, el estrés se refiere a lo que sucede cuando un organismo no responde adecuadamente a una amenaza. Esto traído a ejemplos lo podríamos ver cuando tenemos que presentar un examen y nos quedamos bloqueados, o cuando tenemos una presentación en el trabajo y nos sentimos incómodos frente a las personas.

Pero no podemos decir que el estrés por sí solo sea malo, puede llegar a ser beneficioso. Tener esa sensación de presión puede llegar a ser un incentivo en muchas ocasiones para lograr ciertos objetivos, nos lleva a esforzarnos más. Pero cuando el estrés es ya un tema crónico, puede llegar a producir daños en las funciones inmunológicas de nuestro cuerpo, aumento del peso, causar asfixia, depresión, parálisis entre otras.

¿Qué es el Cortisol?

El cortisol es una hormona esteroidea, comúnmente llamada “la hormona del estrés”, producida en la corteza de las glándulas suprarrenales y luego liberada en la sangre y transportada por todo el cuerpo. El cortisol puede tener efectos sobre casi todas las células del cuerpo ya que estas contienen receptores para el cortisol. Estos efectos incluyen controlar los niveles de azúcar en la sangre del cuerpo, regular el metabolismo, actuar como antiinflamatorio, influir en la formación de la memoria, influir en la presión arterial entre otras.

Llevando esta información a un nivel un poco más terrenal, el Cortisol está muy relacionado con el estrés y a su vez con el hecho de que a pesar de que estemos juiciosos con nuestra alimentación y ejercicio físico, no logremos bajar de peso.

¿Cómo es controlado el cortisol en el cuerpo?

Según sea tu actividad en el día, los niveles de cortisol pueden llegar a variar, pero por lo general los niveles de cortisol son altos en la mañana al despertar, y van disminuyendo a lo largo del día. Si eres una persona que trabaja por la noche, lo más normal es que los niveles de cortisol sean altos en la noche. Se puede asociar claramente la liberación del cortisol con los patrones de actividad diaria. Adicional a esto, cuando estamos bajo efectos de estrés, se liberan cantidades adicionales de cortisol para ayudar al cuerpo a responder de forma adecuada.

Son 3 regiones que están intercomunicadas en el cuerpo las cuales controlan principalmente la secreción del cortisol, conocidas como el eje hipotalámico-pituitario-adrenal, ya que son el hipotálamo, la glándula pituitaria y la glándula suprarrenal las relacionadas con este proceso.

eje hipotalámico-pituitario-adrenal

¿Qué pasa cuando los niveles de cortisol en la sangre son bajos?

Ocurre el siguiente proceso :

  1. El Hipotálamo segrega una hormona liberadora de corticotrofina (ACTH).
  2. Ocasionando que la glándula pituitaria libere la hormona adrenocorticotrópica al torrente sanguíneo.
  3. Cuando las glándulas suprarrenales detectan altos niveles de adrenocorticotrópica, se estimula la secreción de cortisol.
  4. Aumentando así los niveles de cortisol en la sangre.

¿Qué pasa cuando los niveles de cortisol en la sangre son altos?

Ocurre el siguiente proceso:

  1. Empieza el bloqueo de la hormona liberadora de corticotrofina (ACTH) del hipotálamo.
  2. Bloqueo de la hormona adrenocorticotrópica en las glándulas suprarrenales.
  3. Disminución de los niveles de cortisol en la sangre.

A este proceso se le conoce como ciclo de retroalimentación negativa.

¿Qué pasa si tengo mucho cortisol?

Si por un periodo prolongado de tiempo se tiene altos niveles de cortisol en el organismo se puede llegar a padecer una condición llamada “Síndrome de Cushing”. Esto puede ser causado por muchos factores, como estrés crónico, tener un tumor que libere la hormona corticotrofina (ACTH) y de esta forma segregue cortisol, o tomar ciertas tipos de drogas. Entre los síntomas que se puede padecer si se tiene mucho cortisol están los siguientes:

  • Principalmente en la cara, pecho y abdomen se verá un incremento rápido de peso.
  • Enrojecimiento en la cara.
  • La cara se volverá un poco más redonda.
  • Presión sanguínea alta.
  • Osteoporosis.
  • Cambios en la piel. Moretones y estrías púrpuras.
  • Debilidad muscular.
  • Cambios de humor con ansiedad, depresión o irritabilidad.
  • La necesidad de estar tomando líquidos aumentará.
  • La frecuencia de orinar aumentará.

Adicional a lo listado anteriormente, altos niveles de cortisol durante un tiempo prolongado, pueden llegar a causar falta de deseo sexual, y en las mujeres, puede causar que los periodos se vuelvan irregulares, menos frecuentes o detenerse por completo.

¿Qué pasa si tengo muy poco cortisol?

La enfermedad de Addison puede causar niveles muy bajos de cortisol, esta enfermedad es causada por daño en las glándulas suprarrenales. Dentro de los síntomas por tener bajos niveles de cortisol se pueden encontrar:

  • Fatiga.
  • Mareos , sobre todo al pararse.
  • Pérdida de peso.
  • Debilidad muscular.
  • Cambios drásticos de humor.
  • Oscurecimiento de las regiones de la piel.
  • Palpitaciones.
  • Antojos de comida salada.

¿Por qué se realiza la prueba de nivel de cortisol?

Como ya hemos mencionado en este artículo, el hecho de tener niveles altos o bajos de cortisol puede llevarnos a padecer Síndrome de Cushing o la Enfermedad de Addison, respectivamente. Los tests utilizados para medir niveles altos o bajos de cortisol sirven para diagnosticar estas enfermedades y también como forma para evaluar el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y pituitarias.

El cortisol juega un papel importante en varios sistemas de nuestro cuerpo, como por ejemplo:

  • Respuestas de estrés.
  • Sistema Inmune.
  • Sistema Nervioso.
  • Sistema Circulatorio.
  • Sistema Esquelético.
  • Descomposición de proteínas, grasas e hidratos de carbono.

¿Cómo puedo medir mis niveles de cortisol?

¿Cómo puedo medir mis niveles de cortisol?

Si has llegado hasta este punto y te estabas haciendo la pregunta de ¿cómo puedo saber si tengo mis niveles de cortisol muy altos o muy bajos? pues déjame decirte que lo mejor es que recurras a tu médico, dentro de las pruebas que se puede realizar se encuentran la Prueba de Sangre, Prueba de Saliva y Prueba de Orina.

Prueba de Sangre para medir niveles de cortisol

Prueba de Sangre para medir niveles de cortisol

Por lo general, esta prueba se realiza 2 veces en el mismo día, una vez en la mañana y otra vez en la tarde, cerca de las 4pm. La prueba se hace de esta forma porque los niveles de cortisol cambian mucho en el transcurso del día.

El procedimiento es sencillo, una enfermera o técnico de laboratorio utilizará una aguja para tomar la muestra de sangre de una vena de tu brazo.

Tus resultados mostrarán el nivel de cortisol en la sangre al momento en que realizaron la prueba. Tu doctor te podrá decir si los niveles se encuentran dentro de los rangos normales.

Si tu nivel es muy alto, por lo general los Doctores ordenan realizar otra prueba, de orina o saliva, para asegurarse que el resultado no se deba a estrés del momento o a alguna medicación que se comporte como el cortisol en tu cuerpo.

Prueba de saliva para medir niveles de cortisol

Los estudios muestran que el test de saliva tiene un 90% de precisión para diagnosticar el Síndrome de Cushing.

Para tomar la muestra de orina por lo general recomiendan que sea en horas de la noche antes de ir a dormir. Esto es porque los niveles de cortisol tienden a ser más bajos entre las 11pm y la media noche. Si en los resultados muestra que tienes niveles altos puede significar que tienes un trastorno.

Leave A Comment